Carta a La Tercera: Impuesto a las bebidas azucaradas

Categoría de nivel principal o raíz: ROOT Categoría: Nuestras Opiniones Publicado el Martes, 20 Mayo 2014 Escrito por TANK

Señor director:

Uno de los aspectos de la reforma tributaria que se discute en el Congreso busca aumentar el impuesto específico a las bebidas no alcohólicas cuando tengan un alto contenido de azúcar. La medida encuentra su fundamento ideológico en que el Estado debe intervenir en resguardo de la salud pública, dados los altos índices de obesidad en la población infantil y juvenil.

 

Sus detractores invocan los principios generales que animan a una sociedad democrática: que sea el individuo el que elija libremente su consumo de manera informada, haciéndose responsable de su elección. Si bien este principio es compartido por muchos, esa libertad de elección es una ilusión cuando se trata de una sociedad desigual como la nuestra. Más aún cuando la industria ha generado productos para todos los bolsillos y segmentos, siendo los de peor calidad -con alto contenido de azúcar y sodio- los que van a los sectores de más bajos ingresos.

Así las cosas, no queda otra alternativa que sea el Estado el que intervenga a través de medidas tributarias. Eso sí, lo recaudado debiera ser destinado exclusivamente al financiamiento de programas de educación para el consumidor, con el fin de que que éste realmente pueda elegir libremente.

Stefan Larenas
Presidente Organización de Consumidores y Usuarios

Agenda de ODECU